¿Qué examen de inglés debo elegir?

¿Qué examen de inglés debo elegir?

Si esta pregunta lleva tiempo rondando en tu cabeza, es hora de empezar a investigar todo lo que debes saber sobre el examen de inglésque más se adapte a tus necesidades académicas y profesionales.

 En la actualidad, cada vez son más los programas de becas y Organismos Oficiales que exigen un examen o certificación para evaluar el nivel de inglés. Desde American Language Academy te asesoramos y te ofrecemos toda la información que necesites para la elección de la prueba más afín a tus objetivos. Toma nota y ¡Keeplearning at ALA!

Prioriza y ten claros tus objetivos

Antes de adentrarte en la preparación de un examen de inglés, debes tener claro tus objetivos básicos, tu contexto actual y el nivel de inglés del que partes. ¿Necesitas el examen para fines académicos? ¿Quieres un certificado que avale tus competencias en el idioma inglés para fines profesionales? La respuesta a estas preguntas puede orientarte enormemente hacia tu meta de estudios.

 


Algunos certificados como el TOEFL engloban criterios más académicos o se dirigen a certificar un conocimiento del inglés más genérico. Otros, como el TOEIC se encaminan a evaluar el inglés en un ámbito más específico.


  

Refresca tus conocimientos

Muchos estudiantes se equivocan a la hora de plantearse cómo superar exámenes como el TOEIC o TOEFL. No se trata de “aprobar” el examen sino de tener una puntuación alta y acorde con la que solicita la universidad, institución o programa específico. Ten en cuenta que este tipo de exámenes son herramientas de “medición”de tus conocimientos sobre el inglés.

Además del planteamiento inicial sobre el examen, deberás elegir el curso de inglés que mejor te ayude a lograr un buen resultado en la prueba. La mayoría de academias de inglés, o centros especializados, piden un nivel mínimo que suele ser el B2 o nivel Intermedio- avanzado para realizar estos cursos específicos de preparación a exámenes.

Un curso puenteo de inmersión inicial es también una buena opción para prepararte antes de la carrera a fondo que supondrá la preparación del examen en cuestión.

 


Refresca tu inglés, desperézate y prepárate para estar al día desde el inicio del curso. Para estos exámenes no solo debes centrarte en el estudio de inglés, sino que, saber cómo es el modus operandi de cada prueba es fundamental para lograr buenos resultados.


TOEIC- TOEFL

Por un lado el TOEIC, cuyas siglas remiten al Test Of English for International Communicationes aquella prueba que evalúa el nivel de inglés en ambientes laborales. Con esta prueba, las empresas pueden determinar los conocimientos del inglés de quienes trabajan en un ambiente internacional. Basado en una prueba de 200 preguntas que evaluarán tu comprensión lectora y auditiva, es el examen líder en el sector del inglés laboral. Recuerda que la puntuación depende de lo dictaminado por institución que te pida el TOEIC.

El Test Of English as a ForeignLanguage, conocido por sus siglas TOEFL, es aquella prueba oficial de nivel internacional que sirve para medir los conocimientos generales de inglés de un hablante no nativo. Si el TOEIC está más enfocado al ámbito laboral, el TOEFL se dirige al ámbito académico. Por ejemplo, si quieres ampliar tus estudios en una universidad extranjera, esta prueba es un musta realizar. Además de estar reconocido por más de 9.000 universidades y empresas de 130 países, el TOEFL es una de las pruebas más utilizadas en la actualidad. Por ejemplo, para optar a una beca de estudios de la Comisión Fulbright, es necesario obtener una puntuación 100 en este examen. Como ya hemos señalado, la puntuación depende del programa o institución al que quieras encaminarte. Un resultado aceptable sería a partir de 80 puntos (el máximo son 120).

¿Qué conocimientos evalúa el TOEFL? Pues bien, esta prueba determina la combinación de las habilidades orales (speaking), de lectura (listening) y escritura (writing). Digamos que es un examen más genérico que el TOEIC, pero también es requerido por muchas empresas, sobre todo en Estados Unidos. Desde el 2006, el TOEFL IBT es el nuevo formato de esta prueba que se realiza de forma online en centros acreditados.


Ten en cuenta que este tipo de exámenes son herramientas de “medición”.  No se trata de aprobar o suspender, sino de conseguir la puntación más alta y óptima para tus objetivos profesionales o académicos.


 GMAT- GRE

El Graduate Management Admission Test, conocido por GMAT es, junto al TOEFL, el examen que piden las instituciones extranjeras para realizar un programa de MBA. Esta prueba es considerada la “Selectividad” particular de las mejores escuelas de negocio a nivel internacional. Además de un expediente académico brillante, un currículo vitae que destaque y la puntuación obtenida en el TOEFL, el GMAT es un requisito indispensable si estas pesando en aplicar para un Máster en Negocios o MBA. Con más de 60 años de vida, es aceptado por más de 2.000 programas académicos de todo el mundo. Sin parte oral, el GMAT tiene una duración de aproximadamente 4 horas y se divide en una Evaluación de Redacción Analítica (conocimientos relativos a lengua), una Sección Cuantitativa (conocimientos relativos a las matemáticas) y una última Sección Verbal.

En cuanto a la puntuación, como el resto de los exámenes citados, depende enormemente de la institución donde se dirija tu aplicación. Sin embargo, podemos constatar que un resultado de éxito y competitiva en este examen sería de 650.

Prepararte para realizar el examen GRE o Graduate Record Examination la mejor opción si estás pensando en realizar un doctorado o un máster en una Universidad extranjera. Las instituciones académicas valorarán, sobre todo, tres aspectos: tu expediente académico, la puntuación en el TOEFL y la puntuación en el GRE. Gestionado por la empresa EducationalTestingServices (ETS), es el más requerido por las universidades estadounidenses para realizar los estudios de posgrado. Si el GMAT es el ideal para los MBA, el GRE es el que se solicita para un máster más genérico. Sin embargo, desde hace pocos años, muchas escuelas de negocios aceptan también el GRE. Las secciones en las que se divide son 3: Analítica, cuantitativa y verbal.

Ahora que ya dispones de toda la información sobre los diferentes tipos de exámenes de inglés, llega la hora de elegir el curso de preparación que más se adapte a tus necesidades y prioridades. No te obceques y no trates de prepararte en el menor tiempo posible. A veces un curso de días alternos es más óptimo que uno intensivo, ya que te da más tiempo a absorber mejor los conocimientos adquiridos. Recuerda ser constante y perseverante. La preparación para un buen resultado es una carrera de fondo que debes llevar al día. ¡Desde ALA te deseamos mucho ánimo y mucha suerte en tu elección!

Next Post:
Previous Post:
This article was written by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


ocho − 4 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>